-. ULTRAMAN .-

08 febrero, 2008

Feelings... por Jaime Menendez de Luarca (que esta semana lo tenemos filosofo) :)


Pulsometros, sensor de potencia, cronos de cuartos en la piscina...
A mi me encanta eso, y creo que es propio de atleta y entrenador responsable utilizar todos los medios a nuestra disposición...

Pero todo eso no quita para que el deportista deba madurar mientras crece en su trayectoria, y aprenda a utilizar tambien los recursos emocionales y aprender tambien a interpretar sensaciones... y considero que un deportista tambien debe saber cuando el programa puede ser un poco flexible (si sales un dia y te encuentras con una grupeta divertida, seguramente sera una buena manera de aliviar la tensión del programa meterse en la grupeta y dar un palillo, jugar a relevos...)

El finlandes Pauli Kiuru era conocido como el hombre pulsometro, de hecho era conocido por su extrema meticulosidad,,, como decia Mark Allen, si tenia 2 horas a 150 pulsaciones, hacia un sprint hasta que las cogia, y ahi se mantenia los 120 minutos pasara lo que pasara. Nadaba con camiseta cuando nadie lo hacia para poder llevar la cinta del pulsometro,,, pero en 1993 se encontro lider en la marathon, y supo que si hacia caso al pitido del pulsometro, no ganaria en la Meca,,, "When I must to Go, I GO", y tiro en contra de lo que le decia su experiencia, que le decia que no podia ganar, y que lo más inteligente era asegurar el 2º puesto,,,, Lo intento y no lo consiguio,,, pero demostro ser ambicioso...

1 comentarios:

Juanillo dijo...

La psicología del deportista y sus sensaciones pueden llegar a aumentar el rendimiento en un 2-4%, suficiente para ganar una medalla. Las descargas nerviosas y hormonales que el cerebro puede desencadenar motivo de las emociones pueden hacer que la sensación de fatiga no aparezca o que las pocas reservas energéticas que tengamos habrán el embudo y nos den un "turbo". Es lo bueno que tiene el ser humano, que las máquinas por muy perfectas que sean nunca llegarán a sentir o predecir nuestro comportamiento. Los datos y cuantificación del entrenamiento son muy importantes, pero el deportista y sobre todo en competición también debe fiarse de sus sensaciones. Genial blog, me tienes enganchado!