-. ULTRAMAN .-

11 febrero, 2008

EL IRONMAN DE LOS NOVATOS (por Carlos Marquez)



CARLOS MÁRQUEZ DANIEL
BARCELONA
La arenga resuena en un sótano casi clandestino; canalla a ojos del ingenuo. Más de 100 personas siguen una prédica deportiva: ¿Quién se anima a dedicar un año y medio a preparar el Ironman de Lanzarote, que, dicho sea de paso, es de los más duros del mundo? Tragan saliva. Mirada al suelo. Los amiguetes se alienan al calor de una cerveza, en una conversación con o sin fondo; eso da igual. A este centenar de neófitos de la causa se les tienta con la madre de las pruebas de fondo y resistencia: 3.800 metros a nado, 180 kilómetros de bicicleta de carretera y un maratón al trote o a lo que se pueda a esas alturas.
La idea es crear un grupo de 70 atletas amateurs que, a partir de finales de febrero, estén dispuestos a robar minutos a sus metropolitanas vidas para poder entrenar y afrontar la prueba con garantías de acabarla antes de las 17 horas de tiempo máximo. La organización coordinará la preparación, regulará la alimentación y proporcionará material a los elegidos.
Pere Cahué, alma pater de las tiendas de deporte Intemperie y Probike, ha sido el primero en dar sus raciones de donuts a torcer para crear esta legión de hombres de hierro. "Este es un proyecto para los que tienen barriguita, hijos en casa y además comen fatal", resume durante la presentación, que ameniza con humor picarón y a la que se han acercado clientes incondicionales de su negocio.
Muchas ojeras denotan entre el público un niño que llora de madrugada o una dieta alejada del Mediterráneo. Los hay también con aspecto deportista que precisan de un empujón para mirar al ultrafondo de tú a tú. Cahué arranca sonrisas con su relato dicharachero, pero sus tablas de orador no bastan. Falta el gancho, el hechizo que acabe desatando un sí quiero ser ironman masivo. Y ahí está. La música de Carros de fuego acompaña la llegada de los tres padrinos de esta iniciativa, tres máquinas deportivas que servirán de inspiración al equipo. Son Marcel Zamora, uno de los mejores triatletas españoles, que se encargará del apartado de running; David Soler, empresario y medio pez que se ocupará de la natación, y Josef Ajram, broker de bolsa y crack de la bicicleta. Los tres tienen en sus piernas varios ironman y sus consejos --el primero es que hay tiempo de sobra y que llegar a la meta ya es una victoria-- relajan el ambiente y despiertan la euforia. "El ironman es la lucha contra el reto, no contra el cronómetro", apostilla Josef.
Finalizado el acto e iniciado el corrillo con refrescos, fruta y mucho jaleo, dos cuarentones con traje se lo piensan entre gestos vacilantes. ¿Cuál es el problema? "Depende de la mujer", reconocen con una sonrisa quebrada. Con la parienta hemos topado. Deportistas, sí, pero también maridos y padres de familia. Consciente del lance, Joaquim Ritort, ingeniero de 47 años, sabe que quizá esta sea "la oportunidad más real" para disputar un ironman, pero admite que conciliar trabajo, familia y entreno "es algo que puede pasar factura".
Sea como sea, el 23 de mayo del 2009, en Lanzarote, una revoltosa manchita de 70 atletas llegados de Barcelona lograrán el sueño de disputar su primer ironman, lo cual, para la mayoría, ya será una victoria. Para los dos días siguientes en la isla, Cahué promete "una farra brutal", una juerga en la que, seguro, abrazará a su añorado donut.

2 comentarios:

ESAMANO dijo...

Jolin que envidia! Ojala yo pudiera formar parte del proyecto, mi reto es debutar dentro de 3 semanas en la maratón de Barcelona, si me deja mi hijo que ha de nacer por esas fechas, pero no descarto en un futuro participar en estos proyectos tan chulos que organizais, animo Josef en tus proximos retos!

Hugo Perico Perez dijo...

La verdad que nunca he escrito nada en estos blogs. Soy un lector habitual de objetivoluisenrique y otras paginas de triatlon, pero poco colaborador en los comentarios.

Os animo, a que sigais dando información para nosotros los novatos, porque somos los que más información general necesitamos y más perdidos estamos en esto.

Me gusta que se trate el tema de gente ocupada, incluso fuera de forma o con forma física de otro deporte (como es mi caso el futbol)