-. ULTRAMAN .-

06 octubre, 2008

Crónica de mi hermano Jacinto, Finisher de su primer triatlon!




7:50 del domingo 5 de Octubre de 2008, suena el despertador y, al oírlo, se que será un día muy especial. Especial porque me enfrentaré por primera vez a un triatlón! Muchas sensaciones nuevas para mi que desde hace días me intrigaban se van a destapar en pocas horas.




Me despierto como un rayo después de pasar una noche de nervios increíbles, despertándome cada 20 minutos y mirando la hora sin parar para saber cuanto tiempo me faltaba para despertar… Una vez de pie intento repasar todo lo que había planeado para que no me falle nada: desayunar como siempre, repasar la mochila con todo, pulsómetro, mono, todo lo de la bici, gafas de nadar, (varias cosas por duplicado por si acaso, jeje), etc.




Desayuno aun sin despertar a Marina (mi novia) para que no se pegue tanta paliza de día y que descanse un rato más. Ese desayuno será de los que mas recordaré en mucho tiempo… Sentado, totalmente en silencio y mirando por la ventana del comedor el cielo azul, pensando en todo lo que me venia por delante y sobretodo planificando hasta el mas mínimo detalle. Despierto a Marina, una ducha rápida y después de vestirnos y coger la cámara de fotos, mochilas, agua, etc… nos vamos para el coche. Esta fue una de las primeras decisiones que tuvimos que tomar en el último momento, si íbamos ella en moto y yo en la bici hasta la salida o metíamos la bici en el coche e intentábamos acercarnos lo máximo posible para ganar algo de tiempo. Vista la hora que era cuando salíamos de casa, decidimos subir la bici al coche y acelerar…




Una vez llegados a las inmediaciones del recinto del Polideportivo de la Mar Bella, decido bajar del coche e ir en bici y ella ir a aparcar… así lo hacemos y me encamino hacia el punto de partida!!! En esos metros ya me empiezo a encontrar a otros triatletas que hacen lo mismo que yo. Cada vez nos vamos juntando más y más y se empiezan a notar las caras de unos a otros repasando el material que llevaba cada uno y forzando algún acelerón con la bici para marcar un poco, jeje. Entro en el recinto y ya me empiezo a encontrar a gente conocida, mis compañeros del banco, el tío de Marina (que hizo la olímpica) y su padre, Bernat, etc… Los nervios que llevaba se me aflojaron bastante en esos momentos, después de ir hablando con uno y con otro y ver a tanta gente a mí alrededor que estaban allí para hacer lo mismo que yo! Sobretodo me calme un poco cuando me dijeron que se había retrasado todo una hora y que por tanto no me faltaba 1 hora para salir (eran las 10) sino que al final mi salida de las 11 seguramente seria a las 12!. Esa hora ganada (aunque sea una tontería) me pareció oro, porque me dio la sensación que tendría más tiempo de mentalizarme, de preparar el sitio de la transición con calma y de que así seguro que no fallaría nada. Total, que junto a Dani bajamos a la zona de transición y vamos colocando todas nuestras cosas lo mejor posible. Nos lo tomamos con mucha calma, disfrutando del momento y escuchando los comentarios del resto de triatletas (de todo se aprende). Antes de salir me encuentro con mi hermano, Josef, que como siempre me da los consejos mas valiosos de todos y me intenta calmar mis miedos (en resumen, la parte de natación en el mar), me dice que salga tranquilo, que deje pasar a la gente y que no coja las boyas por el interior, que coja mi ritmo y vaya tirando, etc… (Consejos que valen oro en esos momentos!!!).




Una vez arriba y sobre las 10:30 me reúno nuevamente con Marina y con toda la familia, sus padres y los míos, mi hermano y demás gente que voy viendo… pero es justo en ese momento cuando cambia de rumbo la calma para volver al estado de nervios inicial y es que mi salida que en teoría se había retrasado una hora, se hacía finalmente a la hora prevista, total que cuando me entero faltaban 20 minutos!!! En ese momento, el cosquilleo perpetuo de mi barriga incremento exponencialmente y decidí ir hacia la playa para empezar a estirar y calentar un poco. Mientras estaba en la arena todos me decían que tranquilo, que lo haría muy bien, que seguro que todo saldría mejor de lo que me esperaba, etc… Esos son los ánimos que cuando falta poco para la salida, sabes que los necesitas pero que en el fondo tu interior ni los oye… Faltan 10 minutos y le digo a Marina donde se pueden colocar en cada momento para que les encuentre en cada uno de los tramos (y para que me hagan fotos y me animen!!!). Le doy un beso y ya me coloco detrás de la salida en la arena!!




Que 8 últimos minutos!!! Esperando la salida se me pasaban por la cabeza todos los entrenos que he estado haciendo en los últimos meses para prepararme y para coger forma! Pensaba en que en enero (con 20 kilos mas, fumando, borracheras, etc…) no era capaz ni de correr 2 kilómetros!!! Pensaba en que mi hermano siempre me había dicho que seguro que lo podía hacer; “todo el mundo puede ser triatleta” me decía y yo pensaba que eso lo decía porque el lo hacía como si nada… Pensaba en Marina, en todos los ánimos que me ha dado en todo este tiempo para que consiguiera el estado de forma y peso que tengo ahora… en fin, mi cabeza iba tan rápido que me pasaron volando los 8 minutos y de golpe oí la bocina de salida!


En los primeros metros seguí todos los consejos al pie de la letra, salí por el final, por el lado mas abierto de las boyas y con ritmo, pero todo cambió con los primeros cien metros… empecé a recibir golpes por todos lados y vi. Que lo de coger ritmo solo me había valido para las diez primeras brazadas. Ahora era cada uno a nadar como podía con el medio metro de margen que tenía y, obviamente, no estaba acostumbrado… tragué agua, me agobié un poco pero seguí como pude hasta la segunda boya. Fue en este punto donde vi que algo estaba yendo mal de verdad ya que me encontré que me acorralaron contra la boya hasta el punto de pasarla tocándola con las manos para que no me chafara… aquí mi grado de agobio incremento hasta llegar a plantearme parar un rato y dejar pasar a todo el mundo o llamar al cayac y parar… Pero después de hacer unas pocas brazadas (a braza) me calme y decidí “volver a empezar” y abrirme de nuevo. A partir de entonces todo mejoro claramente y ya pude ir tirando bien. Avanzamos y después de la tercera boya (la cual la pase bastante mejor) ya era todo de vuelta! En esos últimos 200 metros empecé a pensar en la transición y en el camino que tenia que recorrer… se me hicieron cortos y de golpe me di cuenta que ya podía salir del agua corriendo!!! Encaré el pasillo de madera y luego la lona que nos marcaba el camino hacia la zona de transición y empecé a experimentar sensaciones nuevas. Como me costaba correr después de nadar!!!!! Las piernas me fallaban y me daba la sensación de que estaba bastante mareado, no veía nada, solo el camino hacia la bici.




Empiezo a oír voces de ánimos pero no las distingo mucho hasta que de repente oigo la voz de Marina que me dice “venga que ya has pasado lo peor!!!” y era verdad, lo que mas me atemorizaba del triatlón ya había pasado y ya estaba yendo hacia la bici!!!




Al llegar a la zona de transición me puse las botas de carretera y cogí la maravillosa Trek Livestrong que me había dejado mi hermano y corrí hasta la salida. Estaba bastante cansado de nadar pero solo pensaba en lo que me había dicho Marina y eso me motivaba para correr! Una vez en la salida de la bici me subí con cuidado y arranqué! Como disfrute de todo el recorrido de la bici! No había ido nunca en pelotón (y de hecho era la 4ª vez que iba en bici de carretera) y me lo pasé genial, no iba todo lo rápido que quería pero mi objetivo era hacer una media de algo mas de 30km/h para no llegar muy cansado al tramo de correr. Me pareció un circuito muy divertido pero en algunos tramos muy peligroso (sobretodo en los cambios de sentido que los hicieron demasiado bruscos y en el poco control de la gente que se te cruzaba por en medio andando y en un par de ocasiones me hicieron frenar en seco para no comerme a nadie…), en fin que se me pasó volando y cuando faltaban 3 kilómetros empecé a aflojar e ir pensando en el tramo final… Una vez llegado a la zona de transición de nuevo las piernas me fallaron de nuevo y vi que correr no seria pan comido como me pensaba… Las piernas las tenia bastante agarrotadas y al calzarme las zapatillas de correr vi que me dolían un poco… pero en fin, ya solo me faltaban 5km i todo me sabia a gloria!!!




Salí pitando de la zona de transición y me planifiqué una primera vuelta muy tranquila de correr para disfrutar del ambiente y no cargar demasiado y hacer la segunda vuelta al circuito más rápido para acabar a tope. De hecho las circunstancias ya hicieron que mi planificación se cumpliera ya que estaba más cansado de lo que me temía y la primera vuelta tuve que recuperar las piernas un poco… Seguí oyendo una vez mas los ánimos incondicionales de Marina y de toda la familia en la primera vuelta y en el cruce de la segunda ya vi en sus caras el orgullo de ver que ya acababa seguro y de que iba bien!!! La segunda vuelta apreté un poco más y me dediqué a disfrutar del momento, viendo la cara de la gente, la cara del resto de triatletas (los que me adelantaban y a los que adelantaba), y me preparé para la llegada que veía a lo lejos de la última recta!




Que momentos tan increíbles cuando me acercaba por la línea de meta y entraba en la lona azul de los últimos metros! Con mi familia en la llegada y todo el mundo animado y aplaudiendo! No me lo podía creer pero había acabado mi primer triatlón!!! Todo el cansancio se me fué de golpe al cruzar la meta y abrazarme con todos! INCREIBLE!!. No me podía creer que lo que hacia unos meses me parecía imposible, ahora había sido posible!!! Al final el tiempo, (aunque para mi era lo de menos) ha sido de 1:30 minutos. En la próxima ya bajare todo el tiempo que he perdido por novato!! Jeje.




Gracias a todos los que me habéis ayudado y me habéis motivado a que hiciera este cambio hacia el deporte (el cuál recomiendo a todo el mundo!!). Gracias a Marina por apoyarme SIEMPRE y por hacerme sentir siempre mejor de lo que soy. Gracias a mis padres y familia por animarme incondicionalmente! Gracias a mi hermano Josef por ser mi inspiración y por sus valiosos consejos y ayuda. Gracias a mis amigos por recordarme día a día el “cambio” que he conseguido hacer! GRACIAS A TODOS!!!

4 comentarios:

Pedro Hidalgo dijo...

enhorabuena por ser finisher en tu primer triatlon. Entiendo esas sensaciones, pese a mi corta experiencia en el mundillo, me pasó exactamente lo mismo que a ti, eso no me ha privado de seguir mejorando, ahora llevo mucho mejor la natación por la constancia y co.... que le he puesto. En fin, espero que sigas disfrutando de este deporte. ES GENIAL.

nuria dijo...

Enhorabona per ser finisher per primer cop. Però enhorabona sobretot pel suport que reps dels teus i pel gran canvi que has fet en poc temps. Que aconsegueixis sempre els teus objectius esportius. Tens algú molt a prop en qui emmirallar-te.
Que tinguis molta sort en aquest camí que has començat.
Endavant campió!

edu luque marin dijo...

felicidades crack!!!!! me recuerda a mi debut en tri. jeje ahora a por el siguiente!!!! un saludo!!!!!

Jose L. Alonso Susilla dijo...

Enhorabuena FINISHER!
Pero, eso que dices de que en enero no podias correr ni 2kms seguidos es literal?
Si es asi, OLE, OLE Y OLE...