-. ULTRAMAN .-

21 noviembre, 2007

El día que empezó todo

Algunos de vostros lo habreis leido, pero a Austria 2004 se lo debo todo. Fue a finales del 2003 cuando me picó el gusanillo por los retos, llevaba unos 3 años haciendo deporte vagamente sin ningún objetivo claro. Pero octubre de 2003 fue el punto de inflexión, como una auténtica casualidad, me dejé guiar por el destino.
Desde esa fecha, 5 ironman, 1 marathon des sables, 1 Titan desert, 1 marathon de la muralla china y 3 halfironman. Seguro que el domingo añado un Ultraman.
Cuelgo la crónica para animaros a ver que todo es posible. Que un chico de 25 años empezó a entrenar odiando la natación y que en 48 horas habrá nadado 10km. Que alguien que tardo 4 horas en hacer 21km, el domingo va a correr 84km. Que alguien que pensaba que nunca podía hacer un Ironman el domingo habrá acabado más de dos Ironman en 3 días. Amigos, EL LÍMITE SOLO NOS LO PONEMOS NOSOTROS EN LA VIDA,LUCHEMOS POR AQUELLO QUE CREEMOS... VAMOS!!!!

IRONMAN AUSTRIA 2004
3,8 KM NADANDO-180KM BICICLETA- 42,195 KM CORRIENDO


Todo empezó hace un año, como una broma, entre risas con unos amigos, sabiendo que, las palabras que soltaba respecto a la posibilidad de que hiciera el iron man, se las iba a llevar el viento, pero a veces, la vida, te indica claramente el camino que debes seguir. Estaba en un periodo de poca actividad de deporte. Tras años de interminables sesiones de bicicleta, por circunstancias de la vida, llevaba 2 años sin hacer deporte de fondo de manera seria. Pero todo cambió. Conocí a la gente adecuada y estuve en el sitio exacto, en el gimnasio arsenal. Allá conocí a un grupo que estaban haciendo triatlones y que, el que menos, llevaba 6 iron man en sus piernas. Me fascinó.Soy una persona de extremos, capaz de lo peor si algo me desmotiva pero capaz de lo mejor si algo me motiva, eso sí, un auténtico amante de los retos. Y esto es exactamente lo que es el iron man. No es una carrera sinó un auténtico reto contra el límite de uno mismo. Y que mejor que testar el cuerpo haciendo tres deportes que entre sí no tienen nada que ver, nadar 3800 metros, hacer 180km en bicicleta sin poder hacer drafting (no poder ir a rueda) y acabar corriendo un maratón (42,195 km).Han sido meses de entreno muy específico, haciendo mucho hincapié en la bicicleta, unos 300 km a la semana, nadando 8000 metros por semana y corriendo 50 km semanales (¡¡¡¡¡Debería haber corrido más!!!!!). Notas como a medida que entrenas tu cuerpo va notando sensaciones raras. Correr después de hacer bicicleta es algo que es violentísimo para los cuadriceps, y las caderas actúan de una manera nada uniforme. A medida que se iba acercando la fecha me iba creando auténticas dudas. Cada día del último mes que pasaba se me iba metiendo en la cabeza de que no podría acabar, pero al llegar a Klagenfurt (Austria) todo cambió.Partí de Barcelona el martes 30 de junio. Con todo lo necesario para competir y con toda la ilusión metida en la mochila. Me despedí de mis padres, en mi madre se reflejaba con notoriedad la preocupación de lo desconocido. Sólo me repetía “si estás cansado para, que no pasa nada”. Si que pasaba y no se podía parar. Habían sido demasiadas hora invertidas en este proyecto, muy grande me tenía que ocurrir para abandonar.El miércoles amaneció un día radiante, espectacular. 30 grados en el corazón de austria. Me alojé en una pensión tipo “la casita de Heidi” preciosa, con una gente encantadora. Con los nervios y sin saber que hacer, me cambié y decidí ir a hacer el circuito de la bici. Era un circuito de 60km con 450 metros de desnivel y que el día del iron man tenía que realizar 3 veces. Rodé bien, ¡¡¡que buenas sensaciones tenía!!!, me crucé con varios participantes, ¡todo el mundo parecía muy bueno!.Los días posteriores fueron de auténticos nervios. Llegaron mis amigos, en total éramos 9, nos encontramos, comíamos, dormíamos, comíamos, suerte que llegaba la carrera porque con los nervios no paraba de comer. Todo eran suposiciones, comparaciones, cualquier cosa para refugiarse en un ápice de tranquilidad. Pero no sabía realmente que era lo que me esperaba y eso me inquietaba.Llegó el domingo, 4 de julio de 2004. Día clave en mi vida. Me levanté a las 3:50. Bajé a desayunar, en el hotel nos juntamos un total de 20 atletas. Las miradas eran profundas, de concentración de nervios y, al menos en mi caso, de miedo. Fue un desayuno copioso, no paraba de comer pensando en que seguro que lo necesitaría a medida que avanzara la competición. Al acabar nos dirigimos hacia el iron city. El iron city es un megacomplejo de carpas donde se concentran todas la actividades del iron man, zonas de transición de bicicleta y correr, y la entrada a la zona de salida.6:55 de la mañana, faltaban 5 minutos para la salida. Me había puesto el neopreno, las gafas en su sitio, el gorro encajado, ya solo faltaba ir a la orilla del lago. Me despedí de mi novia como el militar que se va a iraq. En nuestras miradas se cruzaron ilusión, miedo, incertidumbre…La aglomeración de gente era impresionante. Parecía pleno día y sin embargo eran menos de las 7 de la mañana, no cabía un alfiler alrededor del muelle del lago. En la orilla 2100 personas por un sueño. Desde el más pro que intentará bajar de las 8 horas hasta el que sabe que va a estar 17 horas sufriendo, desde el chaval de 20 años hasta la mujer de 70. Todo el mundo por un objetivo, por una superación, todo el mundo por intentar superar la que probablemente es la prueba individual de un día más dura del mundo.Se dió la salida y los primeros momentos fueron muy agobiantes. Golpes y más golpes en el agua para coger la posición adecuada. Sólo pensaba en salir del agua para coger la bicicleta. La natación en el iron man, pese a que la distancia es considerable (3800 metros), no es más que un trámite. Tras 1h05 minutos salí del agua y me dirigí hacía la zona de transición para equiparme con lo adecuado para la bici. El griterío era espectacular. Mi novia, Ana, y todo el grupo de mujeres e hijos de los amigos que estábamos allá, me animaban con ilusión. A Ana se la veía emocionada, contenta porque sabía lo importante que era para mi salir del agua sin haber sufrido ningún agobio, me daba mucha tranquilidad saber que ella estaba allí.Cogí la bicicleta, estaba contento, una sonrisa enorme, era mi punto fuerte. Como he dicho anteriormente, me esperaban 180 km( 3 vueltas a un circuito de 60 km) y 1350 metros de desnivel acumulado. Fui muy bien durante todo el rato, encontrando las piernas muy ágiles y aupado por el innumerable público que había durante todo el circuito, en especial, en las zonas de subida donde podíamos encontrar un escenario más propio del tour de Francia. Acabé la bicicleta con un tiempo bueno, 5h10 minutos a algo mas de 35 km/h de media, estaba muy contento, ¡”sólo faltaba el maratón”!.Empecé a correr cuando llevaba 6h34 minutos de carrera. Había nadado 3800 metros y había hecho 180 km en bicicleta, más el tiempo que estuve en las transiciones. Me quedaba un coloso, algo que la gente se lo toma como un hecho de superación, era difícil de entender que para mí solo fuera una prueba más cuando hacía un año el solo hecho de acabar un maratón era más que un logro. Mi carrera a pie se dividió en 2 partes. Los primeros 22 km me encontré más o menos bien. Dentro de lo que cabe las piernas me respondían, el sol era intenso pero los ánimos de la gente ayudaban a que no me concentrara en el calor si no que me concentrara en los aplausos. Pero me faltaba lo peor. No me podía imaginar el sufrimiento que me esperaba.Llevaba 8h 34 minutos, solo me faltaban20 km corriendo, mi cabeza hacía números y me veía capaz de bajar de las 11 horas. Pero el cuerpo y más concretamente las piernas, rebentaron. Un intenso dolor se apoderó de mis cuadriceps y no podía correr más. Fue algo inexplicable porque apenas 500 metros antes corría con normalidad pero sucedió y las piernas se agarrotaron. Empecé a andar, tenía que acabar, no contemplaba la posibilidad de abandonar. Habían sido demasiados sacrificios, demasiadas horas de entreno, demasiadas ilusiones en lograr algo que poca gente en el mundo puede hacer. Fui andando lento pero con la mirada al frente. Cuanto más lento iba más me animaba la gente. Había quilómetros, concretamente en el 27 y en el 34 que las lágrimas se apoderaban de mis ojos, me dolían tanto las piernas…. Fueron 4 horas larguísimas, sí, 4 horas para hacer 20 km, pero los hice. Llegué al km 41 de la maratón oí como alguien me decía “come on iron man, 1 km for your dream”. Esas palabras me dieron fuerzas para correr como podía, con paso muy torpe me dirigía hacia meta y la gente no paraba de animarme. Las lágrimas, con una fuerza nada habitual, se volvieron a apoderar de mis ojos. Lo había logrado. 100 metros antes de cruzar la meta vi a Ana. Su expresión cambió por completo. Del miedo y de la intranquilidad pasó a la alegría y a la emoción. Le hice un gesto de alegría, también era su iron man, y 100 metros después, envuelto en un griterío ensordecedor, entré en la meta sin fuerzas si quiera para poder levantar los brazos.12h34 minutos, Josef Ajram Tarés, FELIZMENTE IRON MAN. FELIZMENTE FINISHER

3800 metros nadando- 1h05 minutos
180km bicicleta- 5h10 minutos
42,195 metros corriendo- 6h

10 comentarios:

alex dijo...

Gracies per compartir els teus sentiments, això motiva per debutar el proper any a l'ironman.
Sort a l'ultraman.

Jordi NL dijo...

Espectacular el relat!! M'ha agradat molt!! Ets un crack

ESA MANO dijo...

Es la primera vez que te escribo, pero hace meses que soy asiduo lector de tu blog (también del de Luis Enrique),me anima mucho leeros, pues estoy preparando mi gran reto: Maratón de Barcelona 2008, entreno para hacer 3 horas, después de trabajar 8 horas, me pongo las zapatillas y a correr! luego, ducha y al ordenador a ver con que nos sorprenden josef y L.E, solo darte mucha fuerza para tu gran reto, y felicidades por la cronica del IM de suiza, es muy emocionante.
Sergi.

Albert Gràcia dijo...

Hola Josef,
También es la primera vez que te escribo, aunque llevo mucho tiempo leyendo tus retos. Hace unos meses que he empezado a correr y a participar en cursas de 10.000. Estoy preparandome para poder correr una media maraton, y mas adelante una Maraton. Tu y Luis E. sois mi mayor motivación. Cuando llego a casa de currar, solo pienso en sacarme la corbata e ir a correr. Cada noche entro en vuestros Blog's con la esperanza de leer una nueva entrada, de leer una nueva historia. Gracias a vosotros pienso que no sólo voy a correr una media y una maraton, sino que las acabaré con un tiempo de p... madre!!! Me habeis inyectado litros de motivación.
Suerte en el UltraMan, y gracias por hacernos participes de tu vida.
Adeu crack!

Antonio Fraga dijo...

Hola Josef:

Bueno, parece que hoy me toca también a mi perder la virginidad. Te vi por primera vez en el 1/2 Ironman de Lisboa el año pasado. Estabas cenando con un montón de gente la noche antes de la competición mientras unas chicas os hacían un reportaje.

¡joder! anda que no lleva tatuajes el tío ese.(digo)

Tiene un blog (me responden)

Al día siguiente te encontré por la web y desde entonces lo leo todos los días.

En Mayo competiré en mi primer Ironman en Lanzarote. Espero poder hacerme también un tatuaje (pequeñín) con el Mdot que me identifique como Finisher.

Si nos vemos espero tener la ocasión de saludarte en persona.

Mucha suerte en el Ultraman monster!!

Antonio
zonadedisfrute.blogspot.com

Josef Ajram Tares dijo...

esa mano; gracias por escribir y gracias por tus ánimos. A por las 3 horas en BArcelona!!

Albert; creo que el solo hecho de ir por un objetivo ya es muy motivante e ilusionante independientemente del crono final, muchas felicidades por luchar por ello.

Antonio, estoy seguro que a finales de mayo llevarás un tatoo, pero cuidado!! que son muy adictivos!! :)

Toni dijo...

Q gran Josef ! No repetiré de dir-ho !!
La veritat, es que no saps la motivació q ens dones a tots i el teu relat és super emotiu !

Repeteixo, ets únic crack !

P.D. tens molta raó, el límit el fiquem nosaltres

Diego dijo...

Crack, puto carck!! No te conozco, he aterrizado en tu web por casualidad,y estoy flipando...entrenos acojonantes!!! experiencias inolvidables!!! y el relato que acabo de leer, tengo los pelos de punta todavia...Mucho animo para el ULTRAMAN, te estare apoyando desde la distancia!!! Este año correre mi primera maraton, pero el proximo empezare a darle caña a la bici y la natacion, que la odio por cierto...y todo esto gracias a ti y gente como tu!!! Muchas gracias

Roger dijo...

Se me han puesto los pelos de punta al leer el relato de tu primer ironman! Gracias por transmitir tus emociones a los que aun no hemos dado el salto a relizar nuestros sueños.

Força!

leo dijo...

JOSEF...acabas de iniciar la natacion en ULTRAMAN...justo leer tus sentimientos de tu primer Ironman....que ganas que llegue NIza 2008..."""la gloria es para siempre""" NAAAAAAADA cabrón